Inicio murcia El Ministerio de Educación llega tarde en la regulación del uso de...

El Ministerio de Educación llega tarde en la regulación del uso de teléfonos móviles en los colegios, según la opinión de Murcia

MURCIA, 31 (EUROPA PRESS)

El Gobierno murciano ha recordado que lleva trabajando meses en la regulación del uso de dispositivos digitales en los centros educativos. “Una vez más la propuesta del Gobierno de la Nación de prohibir los teléfonos móviles en los colegios, que ha trasladado hoy la ministra de Educación en la reunión informal convocada por el Ministerio, llega tarde y es incompleta”, tal y como ha criticado el consejero de Educación, Formación Profesional y Empleo, Víctor Marín.

“El Gobierno central se dedica a copiar buenas prácticas que ya han puesto en marcha las autonomías, como es el caso de la Región, respecto a la regulación del uso de los dispositivos electrónicos de uso individual, intentando apuntarse un logro con la regulación de materias en las que no tiene competencias”, ha señalado Marín, quien aclaró que “la convivencia en los centros educativos se encuentra fuera de las competencias estatales y corresponde a las comunidades autónomas”.

Leer más:  El Colegio de Psicología aplaude el modelo de concierto social para los servicios comarcales de apoyo a las familias

El consejero ha resaltado que “esta propuesta pone de manifiesto de nuevo la incapacidad del Gobierno de España para afrontar los graves problemas educativos del país y el fracaso de sus políticas educativas, que han llevado a que España obtenga los peores datos en el informe PISA”.

El titular de Educación ha lamentado que “el Ministerio haya politizado el Grupo de Trabajo constituido en el seno del Consejo Escolar del Estado, tal y como denunciaron los Consejos Escolares de nueve comunidades, ya que la regulación de la utilización de los dispositivos electrónicos es un tema mucho más serio y más complejo que se tiene que abordar desde la rigurosidad de un grupo de expertos, tal y como se hace desde la Región”.

Leer más:  Avantasia, nuevo cabeza de cartel para la tercera edición del Rock Imperium

El pasado 8 de enero entró en vigor en la Región de Murcia la prohibición de que el alumnado utilice el teléfono móvil y dispositivos electrónicos en centros educativos, salvo que el profesorado lo demande para realizar alguna actividad educativa. Esta norma, que ha tenido muy buena acogida, se aplica a todos los centros de Primaria, Secundaria y Formación Profesional.

Esta medida, que ya estaba implantada en la mayoría de los centros educativos de la Región, supone un respaldo normativo, refuerza la autonomía pedagógica de los centros y la figura de autoridad del docente.

El grupo de expertos que trabaja sobre el uso de dispositivos electrónicos y digitales en centros educativos, formado por más de 40 profesionales y miembros de la comunidad educativa, ya está constituido y trabajando a muy buen ritmo. El objetivo de este grupo es analizar de forma seria y rigurosa el impacto de la digitalización en los centros educativos de la Región, y proponer medidas para mejorar el rendimiento escolar y la preparación de docentes y alumnos contra el ciberacoso en las aulas.

Leer más:  UGT considera que el aumento del Salario Mínimo Interprofesional y la disminución de la jornada laboral son "esenciales" para seguir reduciendo

El grupo de estudiará temas como el uso pedagógico de los medios digitales, rendimiento educativo y éxito escolar, seguridad y protección de datos, herramientas y aplicaciones informáticas, convivencia escolar y digitalización y salud mental y adicciones tecnológicas, entre otros.

En la reunión celebrada este miércoles en Madrid ha participado el director general de Atención a la Diversidad, Pedro Mondéjar.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa regulación del uso de teléfonos móviles en escuelas es considerada tardía por la Comunidad
Artículo siguienteEl índice de murcianos que dedican tiempo libre a la lectura es del 59.5%, la quinta cifra más baja entre todas las comunidades autónomas, según el informe de lectura