Inicio murcia Pancorbo solicita a Transportes los fondos acordados para la ‘Autovía del Bancal’...

Pancorbo solicita a Transportes los fondos acordados para la ‘Autovía del Bancal’ o “devolverá las competencias”

MURCIA, 10 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Fomento e Infraestructuras ha remitido una carta al ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, en la que demanda el cumplimiento del protocolo suscrito en 2010 y ratificado en 2017 en relación a la autovía RM-1, más conocida como la ‘Autovía del Bancal’.

El protocolo “reconocía que el Ministerio era competente para ejecutar las obras, pero que sería la Comunidad Autónoma la que las ejecutaría tras el envío de los fondos necesarios por parte de Transportes”, según informaron fuentes de la Administración regional en un comunicado.

El titular de Fomento, José Manuel Pancorbo, ha criticado que el Ministerio no haya dado respuesta a “las numerosas solicitudes” de reunión cursadas desde su departamento para abordar el cumplimiento del protocolo, que hace referencia al tramo de autovía que conecta la MU-30 (autovía de El Reguerón) con la A-7 (autovía del Mediterráneo), motivo por el que el consejero se dirige “directamente” al responsable.

En la misiva, Pancorbo “da un ultimátum” a Puente y le indica que “si el Gobierno de España optara por no cumplir el protocolo actualizando de las cantidades, desde la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia procederíamos a remitir los proyectos ya redactados utilizando el medio que el Ministerio de Transporte y Movilidad Sostenible indique, para que sea el Ministerio el que ejecute estas obras tan necesarias para la Región”, añaden las mismas fuentes.

Leer más:  El concurso CreaMurcia 2024 entregará un total de 45.500 euros en premios en su trigésimo segunda convocatoria

Asimismo, el consejero reitera la importancia de la ejecución de las obras ya que “mejorarán la movilidad, reducirán la emisión de gases de efecto invernadero y ayudarán a paliar la congestión del tráfico a su paso por Murcia, vertebrando los tráficos de largo recorrido que discurren por el este de la ciudad, por lo que consideramos necesaria e imprescindible su ejecución”.

ANTECEDENTES CON 18 AÑOS DE DEMORA

El Ministerio de Fomento –ahora Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible– y el Gobierno de la Región de Murcia suscribieron con fecha 22 de junio de 2006 el Protocolo de colaboración para la ejecución de diversas actuaciones en sus respectivas redes de carreteras y para el cambio de titularidad de algunos tramos de esas redes.

El 28 de septiembre de 2007, mediante el Real Decreto 1307/2007 (BOE de 12 de octubre de 2007), se declaró de Interés General el itinerario de la autovía de conexión de la A-7 con la autovía de El Reguerón a lo largo del corredor de la MU-303 entre Santomera y Alquerías.

Posteriormente, ambas administraciones consideraron “conveniente” que la actuación a desarrollar en el citado tramo se llevase a cabo por parte de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, por lo que el 20 de diciembre de 2010 se rubricó una adenda al protocolo en materia de carreteras en la que el Ministerio de Fomento se comprometió a aportar a la Región de Murcia el importe en el que se valoraban la actuación para obras y expropiaciones, y que ascendía a 110 millones de euros.

Leer más:  La Guardia Civil encuentra un coche que había desaparecido de un taller en Cehegín

“A día de hoy, el Gobierno de España ha concedido dos subvenciones directas por un importe total de 15,3 millones de euros. Una primera de 11,3 millones de euros en diciembre de 2018 y una segunda de 4 millones de euros en diciembre de 2022”, ha afirmado.

DESCRIPCIÓN DE LAS ACTUACIONES Y JUSTIFICACIÓN DE LOS PAGOS

Por razones organizativas se subdividió la autovía a ejecutar en tres tramos: el tramo I enlace de Zeneta con RM-330; el tramo II enlace RM-330-enlace Santomera sur, y el tramo III enlace RM-303 Santomera sur-enlace con la A-7.

Tras haber justificado los ingresos recibidos, las actuaciones encargadas a la Comunidad Autónoma han culminado las tareas necesarias para poder proceder a la licitación de los tramos I y II, cuyos terrenos se encuentran ya disponibles y cuyo proyecto de construcción está terminado.

De hecho, en el año 2023 fue concedida otra subvención directa de 1,5 millones de euros que “necesariamente tuvo que ser rechazada, pues era insuficiente para poder planificar adecuadamente la ejecución de las obras”.

Leer más:  Durante la última década, la Región ha liderado en el crecimiento de inversión en investigación y desarrollo

“Como es lógico para poder licitar unas obras de ese calado es necesario contar con el crédito suficiente y esa cantidad no permitía dar el paso siguiente, es decir, iniciar el expediente de contratación de las obras”, ha aseverado Pancorbo, quien ha explicado que la “falta de respuesta” del Ministerio “impide que sepamos con qué anualidades contaremos en los ejercicios siguientes”.

Además, el consejero ha subrayado que “es necesario” que se firme un nuevo protocolo “que complete la totalidad de la inversión ya que, teniendo en cuenta el importe de los dos proyectos de construcción ya redactados y con la estimación realizada para el tercer tramo se prevé que alcance los 315 millones de euros”.

El consejero también ha recalcado que “el tramo de la autovía de El Reguerón que inauguró el Ministerio en 2021, supuso una inversión de 216 millones de euros, por lo que no es lógico pretender ejecutar una autovía de mayor longitud y con más estructuras con 94 millones de euros”.

Por último, el titular de Fomento ha añadido que “en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia se cuenta con la voluntad y los medios personales para llevar a cabo las obras, pero le faltan los recursos económicos” y ha señalado a “la grave infrafinanciación”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorMás de 300 farmacias catalanas participan en los eventos ‘Día de Interapothek’ para familiarizarse con la marca y las nuevas propuestas de Interapothek para 2024
Artículo siguienteLa Comunidad destina 2 millones de euros para respaldar iniciativas contra la pobreza y la exclusión social